Mitos ¡Bingo! Acerca de Contacto
Twitter

Tu mito ciclista es...

Los comerciantes confían en quienes conducen automóviles

“Si ponemos infraestructuras ciclistas o peatonalizamos una calle, las tiendas tendrán menos ventas”

La respuesta

Áreas con infraestructuras ciclistas y libres de tránsito motorizado no restringen el acceso a las tiendas sino más bien todo lo contrario. En realidad suelen generar calles más agradables para los visitantes, lo cual aumenta el tránsito total de personas circulando.

Según muchos estudios –de los Países Bajos en la década de los setenta, a las grandes ciudades de los Estados Unidos en la segunda década de s.XXI– la construcción de infraestructuras ciclistas no tiene efectos negativos en los ingresos de las empresas. No obstante, en la mayoría de los casos tiene efectos positivos. Así lo demuestra un estudio del Departamento de Transporte Londinense que muestra cómo quienes van en bici o andando invierten un 40% más en el comercio que quienes van en coche. (Véase enlace a Forbes.com)

La creencia de que quienes lleguen en coche gasten más no deja de ser un mito bastante extendido. Quienes van de compras en bicicleta pueden gastar menos por visita, pero lo hacen más a menudo, y van a gastar más dinero en general. Ser capaz de acceder a una tienda fácilmente sin un vehículo a motor implica que viajar más frecuentemente con cestas más pequeñas sea más conveniente.

En conclusión, las calles bien diseñadas que faciliten desplazamientos en bicicleta y andando son buenas para los negocios. En cualquier caso, la infraestructura ciclable no impide que haya quienes prefieran ir en coche a comprar, o estacionar en sus alrededores. El objetivo no es evitar toda conducción motorizada, sino ofrecer opciones seguras y sensatas.

indoor cycle parking in a shopping mall in assen the netherlands

Foto por A View From The Cycle Path (Copyright, used with permission)

¿Nos falta algún enlace a algún gran artículo sobre este tema? ¡Clica aquí y háznoslo saber!